dissabte, 2 de juny de 2012

Jesús expulsa a los ladrones del templo



Mateo 21: Y entró Jesús en el templo de Dios, y echó fuera a todos los que vendían y compraban en el templo, y volcó las mesas de los cambistas, y las sillas de los que vendían palomas; y les dijo: Escrito está: Mi casa, casa de oración será llamada; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones.

1 comentari:

Katy ha dit...

No está mal y estoy en parte de acuerdo. Pero hay una ligera diferencia en el mensaje de Jesús y es es que ni España ni Europa son precisamente casas de oración.
No roba el que no puede, no solo las grandes empresas.
Un saludo