divendres, 7 de maig de 2010

Epitafio que escribió Lord Byron sobre la tumba de su perro terranova “Boatswain”



Aquí reposan
los restos de una criatura
que fue bella sin vanidad,
fuerte sin insolencia,
valiente sin ferocidad
y tuvo todas las virtudes del hombre
y ninguno de sus defectos.

1 comentari:

Anònim ha dit...

Una verdad más grande que la Basilica de la Sagrada Familia,,Amen,