dissabte, 15 de novembre de 2008

Barcelona avui





1 comentari:

Juan M. Pueyo ha dit...

Uno de esos edificios con los que el callejeo de vez en cuando regala a tus sentidos,y al alma... ¿no?
Me encanta la foto de las baldosas de la acera.